Autoridades advirtieron que los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones van en aumento en Indiana y que no hay indicios de desaceleración.

      

Source